Basado en hechos reales: Eres un depravado

viernes, junio 16, 2017

Cuarenta grados a la sombra y la ropa es lava. El suelo es lava, el aire es lava y las hormonas son lava. Demasiado. Pero en invierno el esquema casi se repite: el suelo es hielo, el aire es hielo ¿y las hormonas? Las hormonas siguen siendo lava.



Abres tu armario y eliges el vestido más fino que tengas y con fino no me refiero a elegante, me refiero a aquel que tenga menos tela y te ayude a no morir cuando tengas que cruzar la calle con el sol fundiéndote las arterias. Te miras al espejo y te ves guapa. Solo vas a dar un paseo. Un paseo sola. Has elegido ese vestido porque te encanta, porque te gusta como te queda, porque te ves bien. No lo has elegido porque quieres que le guste a los demás. Quieres que te guste a ti. Te gusta verte bien. Porque sí, porque cuando te ves guapa te sientes mejor. No quieres gustarle a ellos, quieres gustarte a ti.

Pero parece que alguien no lo ha entendido...

Porque a veces hay alguien que ve buena idea desnudarte con la mirada cuando pasas por delante de él en la calle. Con esa cara de vicio y girándose para comentar con el de al lado, haciéndote sentir que eres un maravilloso trozo de carne con ojos. Eso nos hizo aprender que es mejor cruzar cuando ves un grupo de muchos "alguien". Con lo fácil que es mirar bonito.

Porque a veces hay alguien que ve buena idea increparte por la calle con obscenidades o describiendo con ímpetu todo aquello que te haría. Como si tuviéramos la necesidad de que un desconocido nos haga sentir como mercancía en la subasta de la lonja. Eso nos hizo aprender que es mejor ponerse los cascos cuando vas andando sola por la calle. Con lo fácil que es decir cosas bonitas.

Porque a veces hay alguien que ve buena idea agarrarte en una discoteca, cogerte de la cintura, tirarte de la ropa, sobarte todo el cuerpo, soplarte el pelo y luego enfadarse porque eres una "borde". Como si fuéramos el botón de parada del autobús que todo el mundo tiene derecho a pulsar cuando quiere. Eso nos hizo responder de forma agresiva cuando alguien te agarra en una discoteca. Con lo fácil que es ser respetuoso con el espacio vital de las personas.

Porque a veces hay alguien que ve buena idea juzgarte por la ropa que lleves y tratarte según el largo de tu falda o tu escote. Como si esa medida determinara lo que buscas en la vida y cuanto más corta la falda o más grande el escote más ganas de "buscar" dándole derecho a tocarte porque lo vas "buscando".  Eso nos hizo aprender a tener que llevar un pañuelo en el bolso para taparte el escote cuando vas sola, como si estuvieras cometiendo un delito. Con lo fácil que es poder vestir cada uno como le de la gana.

Porque a veces hay gente que ve buena idea obligarte a hacer algo que no te apetece, porque tu cuerpo forcejeando y tus manos apartándole de ti, no le parecieron un "No" suficiente. Eso nos hizo aprender a llevar las llaves entre los dedos de camino a casa, como si eso fuera a salvarnos de algo. Con lo fácil que es hacer algo cuando dos quieren. No cuando quiere solo uno.

No es que seamos bordes, es que hemos vivido esto tantas veces que es inevitable ponerte una coraza. Que sí, que pagarán justos por pecadores, pero es difícil que venga cualquiera a curar heridas. Muchos verán una idiotez lo de agarrarte de la cintura en la discoteca o lo de seguirte de camino a casa diciéndote burradas, pero os aseguro que no es agradable. Y mucho menos necesario. Las mujeres no son un trozo de carne que pasa por el mercado de libre circulación esperando a que caiga en manos de cualquiera. Respeto. Es solo eso, respeto. Es tratar con cariño, con educación, respetando el espacio vital. Hacer sentir a alguien como un objeto o un ser inferior, al que crees que tienes el derecho de ningunear por el hecho de ser hombre, es deprimente. Claro que no todos son así. Menos mal.

No quiero aprender a defenderme
porque a veces tenga miedo.
No quiero que tengan que protegerme
porque a veces tenga miedo.
Simplemente quiero: No tener miedo

#EresUnDepravado


*** (Recuerda que soy embajadora de Dcompany y con el código NSTE20 obtendrás un 20% en toda su ropa. Pincha aquí)

Sígueme
No puedes perderte:
Basado en hechos reales: Has tenido esta enfermedad y no lo sabes
Basado en hechos reales: los hombres no quieren mujeres como yo
Basado en hechos reales: La puntita nada más 
Basado en hechos reales: Acostarse en la primera cita
Basado en hechos reales: Jodida Atracción
Basado en hechos reales: Cuando conocí a Grey
Basado en hechos reales: Que le jodan a lo correcto

You Might Also Like

0 comentarios