Basado en hechos reales: Soy un fraude

viernes, enero 12, 2018

Me miro al espejo y repaso las puntas de mi pelo con los dedos. Perfilo mis labios y los repaso con carmín. Elijo los puntos estratégicos sobre los que pulverizar mi perfume. Y sonrío a sabiendas de que hoy vuelve. Llevo tres semanas sin verle y le he echado de menos. 
Ilustración de Nacho Casanova

Ando rápido como si me llevaran los demonios. Como si me diera miedo que el tiempo se agotara. Al llegar me está esperando sentando en la terraza de mi bar favorito. El sol le ciega los ojos, que se vuelven incluso más claros. Haciéndome que me quede atrapada en ellos. Está igual de guapo que siempre. O incluso más. 
Nos abrazamos. Me retiro rápido para que no note el ritmo acelerado de mi corazón. Le cuento mis últimos días, le pregunto lo que quiere beber, bromeo sobre mis calcetines, miro al suelo. Intento fijar mis ojos en cualquier punto que no sea ese lunar que se encuentra perfectamente arraigado entre su lóbulo izquierdo y su cuello. Hago como si nada. Soy un fraude. 

Soy un fraude. 

Un fraude.

Hago como si nada. 

Me pierdo en otras camas, en otros ojos, en otras manos. Me pierdo en otras risas, en otras prisas, en otras brisas. Me pierdo en otros labios, en otros amaneceres, en otras promesas. Me pierdo en otras historias, en otras euforias, en otras memorias. Me pierdo en otras ganas, otras llamas, otras mañanas.  Me pierdo por caminos equivocados, por poca química, por palabras huecas. Me pierdo en sin sentidos y en otros gemidos. Para, al final, quedarnos heridos. 

Soy un fraude. 

Un fraude.

Hago como si nada. 

Hago como que no me importas, como que no te quiero. Hago como que no te recuerdo, como que te he olvidado. Hago como que no estás, como que te has ido. Hago como que soy fuerte, como que me sobra valentía. Hago como que no te miro, como que tus ojos no me atrapan. Hago como que eres uno más, como que no me importas. Hago como que tus palabras no hieren, como que no me traspasan. Hago como que no duele, como que no me dueles. Hago como si nada, cuando me muero por hacer como si todo. 

Hago como si nada.
Y me pierdo. 
Por miedo a encontrarte. 
Porque el insomnio tiene nombre y apellidos. 
Y el mío: lleva tu nombre. 

#SoyUnFraude

Sígueme

Instagram @nosoytuestilo
Twitter @nosoytuestilo

*** (Recuerda que soy embajadora de Dcompany y con el código NSTE20 obtendrás un 20% en toda su ropa. Pincha aquí)

No puedes perderte:
Basado en hechos reales: No caerás en la tentación
Basado en hechos reales: Las mujeres no se tocan solas
Basado en hechos reales: La vida son dos días
Basado en hechos reales: Eres mi cuenta pendiente 
Basado en hechos reales: Acostarse en la primera cita
Basado en hechos reales: Que le jodan a lo correcto

You Might Also Like

0 comentarios