Basado en hechos reales: ¿Existe la monogamia?

sábado, marzo 04, 2017

Tenía le melena larga cayendo hasta mitad de mi espalda. En aquellos tiempos me dio por ser pelirroja y llevar el pelo recogido en una coleta, no salía de casa sin mis deportivas y para maquillarme me bastaba ruborizar un poco mis mejillas. Supongo que nunca había sido fácil sacarme los colores. En todos los sentidos. Estaba recién aterrizada en la capital, como el que dice, y todavía se me quedaba grande, como algunos pensamientos. Pero me acabaría enamorando de aquella ciudad...



Siempre he pensado que para abrir la boca primero hay que abrir la mente y como siempre mis padres me habían educado con unos fuertes valores que se basaban en el "vive y deja vivir". Pero cuando llegas a Madrid, es cuando de verdad tienes que poner esos valores en práctica...

Un día acabé en una fiesta, que hacía en su casa un conocido bloguero. Allí el amor brotaba por los poros y nadie se ocultaba. Amor libre sin tapujos, sin vueltas en la cabeza, si un está bien o está mal. Y entonces llegó ella. Una chica unos cuantos años mayor que yo, muy tuitera y con las ideas bastante claras. Se sentó delante de nosotras y empezó a hacerse con la conversación. Era de esas personas que podrías quedarte horas escuchándole embobado. Era de esas personas merecía la pena escuchar. 

- Luis: Pues yo nunca miro a otras chicas, porque me parece una falta de respeto a mi mujer. 

- Nana (nombre real de la chica que jamás he vuelto a ver pero que aquel día me hizo pensar mucho): Pues yo llevo seis años con mi chico y estoy enamorada hasta los huesos. Pero no creo en la monogamia, no creo en que estemos preparados para estar solo con una persona. Mi chico hace meses empezó a estar diferente, nos sentamos a hablar. Se le había cruzado una compañera de trabajo. Él me confesó que se sentía muy atraído por ella. Y ¿sabéis qué? Le quiero demasiado como para no dejarle vivir algo que es completamente suyo. Así que le dije que lo viviera, que la conociera, que la tocara. Yo le esperaría. Solo había una condición, si había algo de amor, no debía volver.

Nana ha sido una de las personas que más me ha hecho pensar. Siempre he creído en los cuentos de hadas y que todo es maravilloso, que existen los príncipes a caballo que vienen a rescatarte. Hasta que crecí y me di cuenta que la realidad es otra. Y que por más que queramos prohibirnos cosas, hay cosas que no se pueden controlar.

La niña de las teorías me llamaban mis amigos. Aunque siempre le puse a ojitos a la de los "1461 días", nunca puede negar que esa era mi preferida. Ahora cumplo 31 y aunque se me hayan agotado los días, he decidido volver a matricularme. Eso de poder vivir los mejores días de tu vida, no se puede dejar pasar, así como así. Pero hay una teoría, que mi amigos odian cuando la cuento: la teoría de la monogamia. 

"La monogamia es antinatural" me dijo Nana antes de despedirse aquel día y yo me guardé esa frase como oro en paño. Sí, la monogamia no es natural. Nos han educado en una sociedad en la que lo normal o lo bien visto es que busques al hombre de tus sueños o a la princesa de tu cuento y os caséis para tener cinco hijos y vivir felizmente casados hasta que la muerte os separe. 

ERROR

Hasta que la química os separe

Sí, la química. No te estoy diciendo que a los matrimonios felizmente casados no los separe el amor, que también, te estoy diciendo que los separa la química. Porque para bien o para mal, somos animales con instintos. Joder, venimos del mono. Y aunque penséis que los animales suelen ser monógamos, es más bien un mito que exista monogamia sexual entre los animales, suele ser más bien una monogamia social. Como pasa con los humanos.

Efectivamente, la monogamia es más un ideal que una realidad, aunque nos empeñemos en creer que no. La única solución que tenemos es reprimir nuestros instintos y nuestras ganas para demostrar a otra persona ese amor eterno. Prometo que lo haré pero a veces piensas ¿y si estoy dejando ir lo que realmente es para mi? Si todos fuéramos un poco más como Nana, dejaríamos a las personas que vivan lo que les toca vivir. Y no nos parecería mal, porque nosotros tendríamos la misma libertad para vivir algo que se nos cruzase. Y pensaréis que todo esto es una locura, pero si socialmente hubiéramos sido más abiertos, no estaríamos viviendo en una sociedad donde la infidelidad es el pan nuestro de cada día, donde cada vez los matrimonios son más mentira, donde las parejas se lo ocultan todo y es una pena. Supongo que me enseñaron desde pequeña a decir lo que se me pasa por la cabeza sin necesidad de engañar a nadie. "Eres libre y no estás atada a nadie, tan solo a lo que te hace vibrar la tripa"...

Lo que te hace vibrar la tripa. Que ojalá tengamos la suerte que sea una sola persona la que te haga vibrar siempre y cada día de tu vida. Pero mientras no es así, empieza a vivir lo que toca en cada momento, siempre con la verdad por delante. Olvidándonos de reglas sociales absurdas que nos hacen frenar en seco porque hay mil cosas que están mal vistas y te mueres por hacer. Que la química es muy jodida y os aseguro que hay atracciones que no se pueden controlar. Que hay que vivirlas.

Pues eso, la monogamia no es natural. No creo en la monogamia. 
Pero joder, qué bonito es, cuando se te cruza alguien y te hace vibrar la tripa. 
Hasta que la muerte nos separe o hasta que nosotros queramos...

#NoExisteLaMonogamia

Sígueme


No puedes perderte:
Basado en hechos reales: Estoy embarazada
Basado en hechos reales: Quiérete, quiéreme
Basado en hechos reales: Acostarse en la primera cita
Basado en hechos reales: No sabemos pedir perdón
Basado en hechos reales: Adiós
Basado en hechos reales: Cuando conocí a Grey
Basado en hechos reales: Que le jodan a lo correcto

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Me ha encantado tu post y creo que tienes mucha razón!

    lu | Coco&Louis

    ResponderEliminar
  2. Que pasada de entrada, estas entradas me hacen reflexionar mucho.
    Un beso.

    ResponderEliminar