Basado en hechos reales: ¿Por qué lo llamas amor si yo quiero decir sexo?

viernes, diciembre 09, 2016

No estoy enamorada de ti. Ni lo he estado, ni voy a estarlo. Nunca he soñado con casarme contigo y nunca he imaginado a mis hijos teniendo tu cara. Ni siquiera me he planteado lo que se siente siendo tu novia. O que se siente teniendo que darte explicaciones. O que se siente pasando las vacaciones juntos. Pues eso, nunca he estado enamorada de ti. Ni un poco, ni un mucho, ni una chispa, ni una migaja.

Me aburre que vivamos en una sociedad en la que es mandatory que las mujeres estén enamoradas para poder ser decentes y sin embargo, los hombres puedan elegir tan solo pasarlo bien, sin tener que ser juzgados ¿Sabes? Me aburre que vivamos en una sociedad en la que se empeñan en llamarlo amor cuando yo quiero decir sexo. Me aburre el machismo en lo que amor se refiere.

Ilustración de Sara Herranz


El amor y la atracción van de la mano. O por caminos totalmente opuestos. El ser humano es irracional y atiende a razones que la lógica nunca comprendería. No puedes elegir por quién te sientes atraído: nos pasa con capullos, con personas con pareja, con feos, con mujeres, con hombres, con quién no debías...Pero nos pasa. Nos sentimos atraídos por personas con las que solo te imaginas debajo de unas sábanas y no de camino al altar. Pero nos han educado en una sociedad que esto solo lo acepta para los hombres y que está mal visto para las mujeres. Nos dicen que busquemos a nuestro príncipe o al hombre de nuestra vida pero que ni se nos ocurra pensar en pasárnoslo bien. Mientras vosotros podéis divertiros, que no pasa nada.

Y escribiendo esto me hace parecer que soy una vive la vida. Y no. Yo soy muy de boquilla. Corderos con piel de lobo que al final del día solo necesitan un "cómo estás" o un abrazo. Y ni voy de cama en cama, ni voy de boca en boca. Pero respeto a quien lo haga. Pero lo que pasa es que estoy aburrida de que tengamos que justificar que nos sintamos atraídos por personas sin que haya sentimientos de por medio. Como si la atracción fuera un delito. Me aburre que las mujeres tengan que ser princesas porque lo demás está mal visto. Que haya que seguir las planes establecidos en una sociedad aburrida llena de prejuicios.

- Pero ¿estás enamorada?

- No

- ¿Entonces?

- Me atrae 

- ¿Y eso qué significa?

- Que no quiero casarme con él. Solo pasarlo bien

- Pero ¿cómo vas a querer acostarte con él y no pensar en que sea el hombre de tu vida?

Risas en la mesa. 

(Conversación real que vivió mi amiga, llamémosle "Sandra")


El problema está en cómo nos han educado. En mi casa siempre se dice: al cuerpo hay que darle placer, no hacerle daño. Darle placer, de la forma que tú creas correcta. El placer para ti puede ser un partido de fútbol, un masaje, salir a correr o que te tiemblen las piernas debajo de las sábanas. Querer pasarlo bien no es un delito, seas hombre o mujer. Siempre que respetes a los demás. Querer disfrutar debería ser un deber, no algo que nos taladra la cabeza con arrepentimientos y culpas.

Pero no hay que confundir. No estar enamorado y querer pasarlo bien, no quiere decir que todo valga. No quiere decir que se nos puedan olvidar las formas o el cariño. Hay que tratar a las personas con cariño aunque no te unan unos sentimientos. Recuerdo el día que me despedí de "Grey": beso en la espalda, me puso el cabello detrás de la oreja, caricia en la mejilla y se despidió con un "cuídate". Yo sonreí. Lo cortés no quita lo valiente. Se puede hacer las cosas con cariño. Y se puede disfrutar.

Disfruta como si no hubiera un mañana, disfruta de todo, disfruta al cien por cien, disfruta de él o de ella, o de ellos, disfruta de tu cuerpo, disfruta de lo que te apetece, disfruta de lo que te rodea, disfruta de ti, disfruta de este momento, disfruta el ahora, disfruta sin analizar cada paso que das. Disfruta que la vida son dos días. Y que cuerpo solo tenemos uno, que ya habrá tiempo de darle tristezas. Que si vamos a hacerlo mal, lo hagamos mal de verdad. De eso, que al día siguiente piensas "qué hemos hecho" pero a la vez sonrisa. Ya lo decía Pereza: yo solo busco que me tiemblen las piernas, que seas de esas que nadie recomienda. Yo solo busco que nadie lo entienda, pero cuando esté roto escuchar que merece la pena.

No estoy enamorada de ti. Ni lo he estado, ni voy a estarlo. Nunca he soñado con casarme contigo y nunca he imaginado a mis hijos teniendo tu cara. Ni siquiera me he planteado lo que se siente siendo tu novia. O que se siente teniendo que darte explicaciones. O que se siente pasando las vacaciones juntos. Pues eso, nunca he estado enamorada de ti. Ni un poco, ni un mucho, ni una chispa, ni una migaja.

Pero eso no quita que a veces me apetezca despertarme contigo. 
O simplemente, que no durmamos en toda la noche.
Pues eso, no lo llames amor.
Llámalo X.

#LlámaloX

Sígueme


No puedes perderte:
Basado en hechos reales: Quiérete, quiéreme

Basado en hechos reales: No sabemos pedir perdón

Basado en hechos reales: La jodida calefacción

Basado en hechos reales: Cuando conocí a Grey

Basado en hechos reales: Que le jodan a lo correcto

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Que buen artículo. Por encima de las expectativas para variar. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón con esta entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar