Basado en hechos reales: Besa(me) mucho

domingo, mayo 24, 2015

Llega el calor y con él, esas ganas de dormir solos, quizás echando de menos esa sensación de pies fríos en la espalda, que tanto echamos de más, en las noches de invierno. Y es que los pies fríos en la espalda tienen una estación, hacerte la croqueta y que te abracen tiene otra estación, las bañeras compartidas con agua ardiendo tienen otra estación, pero los besos NO, los besos no tienen estación, los besos son atemporales, los besos siempre vienen bien, los besos siempre saben bien.


Me gusta el verbo besar aunque no sea de practicarlo, a veces me pregunto por qué. Yo soy más de que me roben los besos, aunque alguna vez intenté robar alguno. Me gusta que me bese la gente a la que quiero porque a veces los besos llegan en el momento exacto en el lugar exacto para curar más que cualquier medicina. La gente que me conoce sonríe siempre que pregunto "si besan". Lo hago a menudo, lo de preguntar, digo. Me encanta como suena ese verbo en los labios de cualquiera: B-E-S-A-R
Los besos son la expresión de diferentes amores: el amor de tu familia, el de un amigo, el de alguien a quien acabas de conocer, el de un niño pequeño, el del amor de tu vida, el del amor del momento, el de tantos amores...Pero es que hay mil clases de besos y deberíamos practicarlos todos: ese casto beso en la frente de "estoy aquí", ese beso en el cuello que te eriza la piel, ese beso en el pelo de un bebé para oler a Nenuco, ese beso en la mejilla de encantado de conocerte, ese beso en los labios para que los silencios sean menos silencios, ese beso en la mano de estoy a tu lado, ese beso en la piel arrugada de un abuelo que transmite admiración, ese beso que se roba sin importar las consecuencias, ese beso que ansias pero que tiene mil razones en contra, ese beso al aire para llegar a quien está lejos, ese beso en los párpados para que duermas bonito, ese beso de esquimal para sacar una sonrisa, ese beso en la tripa para intentar traspasarla, ese beso con los ojos cerrados y las manos en su pelo, ese beso que recorre el cuerpo para quitarte el sentido, ese beso infinito que avecina una tormenta, ese beso...

Los besos son gratis, los besos no se gastan pero los besos que no das se pierden, los besos que no das se olvidan y es que los besos son para darlos y para recibirlos. Los besos quedan bien en cualquier lugar del cuerpo, desde un casto beso en la frente, hasta aquellos besos que recorren una espalda. Los besos son besos y algunos dicen más de lo que callan o callan más de lo que dicen. 
                 
                  Besa, besa mucho, bésame mucho, que la vida es corta y los besos infinitos.

You Might Also Like

4 comentarios