Basado en hechos reales: ¿Comprar seguidores?

viernes, diciembre 02, 2016

Nos llevamos las manos a la cabeza con millones de cosas. Somos jueces de lo humano y lo inhumano y nos creemos poseedores de la soberana razón. Pero en el mundo de internet se nos llena la boca juzgando al de al lado pero se nos olvida mirar en nuestro jardín y darnos cuenta de que no hemos fregado la terraza y que tenemos la ropa sin recoger. 

Pues eso, qué rápido hablamos de todo y qué rápido se les olvida a muchos que mentir en cualquiera de sus variantes: está mal. Y quizás hay gente que duerma tranquila pensando que las mentirijillas no hacen daño pero es una pena que haya que recurrir a ellas. Y en este mundo de internet, hay demasiada mentira. Pero una bastante grande: la compra de seguidores. 



¿COMPRAR SEGUIDORES?

Y mi respuesta es: 

¿Para qué?

No entiendo la necesidad que tienen algunas personas de engañar a marcas, agencias, a sus propios seguidores y sobre todo, a sí mismos. Para mi comprar seguidores es como poner la zancadilla cuando estás haciendo una carrera. Comprar seguidores no es ganar limpiamente, es ganar haciendo trampas. Y no sé como hay gente que presume de valores y no se da cuenta de que esto de ético tiene poco. Es un tema tabú que tanto agencias como esas personas se empeñan en ocultar.

¿Sabéis que se puede comprar además de seguidores?

Es el colmo, no solo compran seguidores sino que compran "me gustas" y hasta comentarios. 

COMENTARIOOOOOOOOOSSSSSS!!!!!!

Es como comprarte una vida. Pero una vida de mentira ¿de qué sirve tener miles y miles de seguidores comprados? Porque encima estas personas se lo curran. Se curran sus fotos y todo lo que hacen. Y no entiendo la razón, ¿para qué lo hacen? ¿Para qué todo el trabajo que te has currado lo vea un chino que ha creado 68.000 cuentas falsas por las que has pagado 20 euros? No entiendo la emoción que supone que te comente una foto un "robot" que analiza el texto que has escrito y pone un comentario automático según las palabras que has utilizado en el texto. Con la emoción que siento cuando entro a Instagram y el guapo del cole le ha dado "me gusta" a una foto o esa persona que tanto admiras te ha dejado un comentario. Perdemos el norte, y ese pequeño pellizco que se notaba en la tripa cuando todavía te hacía ilusión conseguir algo en redes sociales. Ese nuevo seguidor que te hacía llegar a los 5.000 o esa emoción cuando alguien te mencionaba y te daba a conocer entre sus seguidores. Ahora ya da igual, ahora cogen 20 euros y se llenan sus cuentas de huevitos. O incluso más curradas porque ahora hasta le suben fotos para que parezcan perfiles reales.

¿Dónde están los límites? He escuchado a agencias decir que no les importa que algunas blogueras/blogueros/instagramers compren seguidores porque a ellos lo que les importa es que las marcas estén contentas. Efectivamente, muchas son las marcas que desconocen que están pagan a personas cuyo retorno es CERO. Sí, es cero, porque están pagando porque un contenido lo vean los diecisiete orientales que han creado los millones de cuentas falsas. A muchas agencias y a las propias personas que compran los seguidores, les da igual mentir. Ellos solo dicen: Ey mi foto ha tenido 2.000 me gustas y 300 comentarios. Pero de verdad, ¿se puede tener la conciencia tranquila así? Engañando a marcas que os pagan un dinero que realmente no os corresponde. Por no decir cuando se os olvida comprar los "me gustas" o se os acaba el saldo que tenéis en esa web y solo tenéis fotos con 20 "me gustas" habiendo pasado una hora. Y de repente, por arte de magia rellenáis el saldo y voilà, mil huevitos chinos dándole a "me gusta". Recuerda que los robots no van a comprar tus productos ni tus servicios. Elige calidad y no cantidad.

Muchas de estas personas ya están en la cima, compraron seguidores, las agencias los contrataron y ahora ya son conocidos. Supongo que es la pescadilla que se muerde la cola, pero yo prefiero ser una Don nadie y que la gente que me vea sea gente real, gente que se lee lo que escribo, que de robots tienen poco, que en algún momento se han sentido identificados conmigo, que me hacen tener esa emoción cuando le dan a me gusta, cuando llega un nuevo seguidor o cuando te mandan un email para darte las gracias porque un post tuyo le ha ayudado a seguir hacia delante. 

Yo me quedo con eso, con esas sensaciones, me quedo con esas ganas de llegar a más gente siendo tú mismo sin necesidad de pagar una mentira, yo me quedo con esas marcas que llegan a ser parte de tu vida y que las recomiendas porque de verdad te acompañan cada día, me quedo con esas ganas que tenían las agencias por hacer cosas bonitas y no solo números sin retorno, me quedo con esas personas que pasan de ser seguidores a ser parte de tu vida, me quedo con esa gente que me escribe o me manda fotos cuando ven algo relacionado con el reciclaje de vidrio y se acuerdan de mi, me quedo con las ganas que tenían esas personas de llegar lejos currándoselo y no engañando, me quedo con esas horas interminables pensando qué puedo hacer que no esté ya inventado. Pues eso, me quedo con esa magia que eran las redes sociales antes de ser una mentira.


Pero recuerda siempre: 
El éxito no se compra.
Salvo que te guste vivir en una jodida mentira.
Allá cada cual con su conciencia. 

#ComprarSeguidores

Sígueme


No puedes perderte:

Basado en hechos reales: La jodida calefacción

Basado en hechos reales: No sabemos pedir perdón

Basado en hechos reales: Quiéreme, quiérete

Basado en hechos reales: Cuando conocí a Grey

Basado en hechos reales: Tensión sexual no resuelta

Basado en hechos reales: Que le jodan a lo correcto

Basado en hechos reales: Quiero acostarme contigo

You Might Also Like

3 comentarios

  1. Tu opinión es muy subjetiva, yo no soy oriental y me dedico a la publicidad en internet(sobre todo en redes sociales) y vendo seguidores, likes, comentarios y todo lo que comentas en tu Post, tu te basas en que los negocios son honestos y honrados y nada cerca de la realidad, vives en un mundo muy competitivo donde la imagen cuenta mucho. Igual que una chica se maquilla o incluso se somete a una carisima operación para tener una talla 100 para ser mas atractiva, quizás conseguir trabajos en el cine o para sentirse bien con ella misma, personas, marcas, pequeños negocios compran este tipo de interacciones para darse a conocer activa o pasivamente, para mejorar su imagen... porque nadie va a comprar en una tienda online con 40 seguidores y acabara comprando en otra con 10.000.
    Como bien dices es un tema tabú y es un tema muy criticado, pero no se diferencia en nada de los ejemplos que te he puesto y la mayoría de criticas son de gente que realmente desconoce los motivos que impulsan a alguien a comprar seguidores.

    Un cordial saludo desde BuyFollowers.pro

    ResponderEliminar
  2. Olé por ti, por hablar abiertamente y por ser honesta y transparente. Y siento estar en desacuerdo con buyfollowers.com, porque comprar seguidores sí es un engaño. Si un comercio tradicional tarda años en ganar la confianza de sus clientes a base de esfuerzo, trabajo y calidad de producto/servicio, igual deberia ser para un e-commerce o un blogger. Parece que en la era digital, es la era del "todo vale", del "me oculto tras un perfil para decirte x RRSS lo que no puedo decirte a la cara" . lo que no es inmediato no sirve y se nos ha olvidado que en rrss como en la vida misma, no es lo mismo llegar primero que llegar bien.

    ResponderEliminar
  3. Me parece una entrada reflexiva e ideal para abrir los ojos.
    Un beso.

    ResponderEliminar