Basado en hechos reales: ¿Te los cepillarías?

viernes, octubre 28, 2016

Las casadas sí. Esa es la respuesta. Ellas si se los cepillarían. O por lo menos esto es lo que nos quedó claro en la última boda que fuimos. Solo tuvimos que preguntar a varias de las casadas para que todas coincidieran en la respuesta: YA LO HE HECHO. Ese es el problema, que si ellas lo acaparan todo ¿qué nos queda a las solteras? Vayamos con la historia...



- Nuria: Es muy fuerte, en el baño han puesto una caja con cepillos de dientes. He entrado al baño y estaban tres de nuestras amigas con pareja, ¿sabes que todas han cogido un cepillo de dientes para ellas y otro para sus novios-maridos?

- Lola: No te creo. Espera, hagamos la prueba ¿oye Marisa, has visto los cepillos del baño?

- Marisa: Claro, he cogido uno para mí y otro para Carlos. Son ideales.

- Nuria: Luego iré yo y para mi no quedarán. 

- Lola: Ni mil palabras más...

Nuria tenía razón. Ellas se los cepillarían. Los suyos y los de sus parejas. Porque tenemos esa manía de hacer de madres. Creo que es enfermizo, que lo hacemos todas de manera inconsciente. Les hacemos tontos, miramos más por ellos que por nosotras.

¿Cogerían ellos un cepillo de dientes para sus novias?

La respuesta fue clara: NO

Y un inciso: en el baño de los hombres, TAMBIÉN, había una caja con cepillos de dientes.


¿Nos cambia el chip cuándo encontramos pareja? ¿Tomamos el rol de madres en vez del de novias? ¿tenemos una sumisión innata? ¿poseemos un gen maternal? ¿nos obsesionamos con las ganas de cuidar? La respuesta es que, un poquito sí. Y me asusta. Me asusta que no miremos más por nosotras. Ellos deseando volar y ellas deseando quedarse en el nido, esperando a que ellos lleguen. En serio, me asusta ¿dónde queda lo de ser independientes? ¿Lo de que esto es cosa de dos? Se nos ha olvidado. Yo me he ido de dónde no debía quedarme, porque a veces hay que quererse un poco a una misma. Que hoy me perdonen los chicos, porque esto es un tirón de orejas para nosotras.

Nos trasformamos, olvidándonos a veces de nuestra esencia. Olvidándonos de que a veces tenemos que mirar más por nosotras. Olvidándonos de que cuando acaba el día también nos gusta que alguien se acuerde de nosotras. Olvidándonos de que el mismo detalle que puedes tener tú, lo puede tener él. Olvidándonos de que debemos anteponernos nosotras, por lo menos, de vez en cuando. Olvidándonos que esto es cosa de dos y no de una que hace el papel de madre. Olvidándonos de eliminar eso que nos sirve como excusa: "es que los hombres son así". Olvidándonos que a veces no hay que mendigar amor, que eso sale solo.  

Complementar y suplir. Dos cosas distintas. Necesitamos alguien que nos complemente lo que ya somos, no que nos supla lo que no somos. Tenemos que ser completas por nosotras mismas. No necesitar que alguien supla nuestras carencias, ni suplir las carencias de nadie. Ser más nosotras, mirar más por nosotras. Darnos cuenta de que "somos" no solo de que "necesitamos". Ser menos madres y más amantes. Menos cepillos y más cepillar. 

Mira más por ti. Coge tu cepillo. 
Elige si quieres suplir o complementar. 
Yo elijo complementar.

#CogeTuCepillo

Sígueme

No puedes perderte:
Basado en hechos reales: Que le den al amor
Basado en hechos reales: Pasar página
Basado en hechos reales: Cuando conocí a Grey
Basado en hechos reales: Cuando sea valiente
Basado en hechos reales: Que le jodan a lo correcto
Basado en hechos reales: Ponle los cuernos
Basado en hechos reales: Quiero acostarme contigo

You Might Also Like

3 comentarios

  1. me gustó mucho el post, es muy cierto!

    lu | coco & louis

    ResponderEliminar
  2. Totalmente cierto lo que has dicho, de hecho esto me ha pasado delante de las narices y de quedarme sin el detalle también jajaja
    Un beso.

    ResponderEliminar