Basado en hechos reales: ¿Has buscado a Silvia alguna vez?

viernes, julio 22, 2016

La respuesta es si. Seguro que has buscado a Silvia alguna vez, o muchas o incluso todas, porque así son/somos las mujeres. 
El calor en Madrid es insoportable, así que me ha costado dormirme, he dado mil vueltas en la cama y por fin, he cogido la postura y el sueño. No ha sido fácil. Suena el teléfono. Mis ganas de asesinar a la persona que hay al otro lado de la línea, crecen por momentos.



Buscando a Silvia 1:

- Sara: Está con otra.

- Ana: ¿Cómo? Son las jodidas cinco de la mañana

- Sara: Que está con otra. Que resulta que el otro día una chica le comenta una foto. Total que busqué a la tal Silvia en facebook y son amigos. Y el está de viaje en Paris y resulta que tengo una corazonada y me meto a buscar a Silvia y ella también está en Paris porque se ha cambiado la foto de portada y ha puesto la Torre Eiffiel. Están juntos. 

- Ana: Pero, ¿él se ha ido solo?

- Susana: No, con amigos. 

- Ana: ¿Y esta no puede ser su amiga?

Dos días después: Silvia es su prima. 

Buscando a Silvia 2

- Lola: Tiene novia. 

- Carmen: pero ¿no te dijo que era soltero?

- Lola: Me he metido en instagram y sale en una foto con una chica y el emoticono es un corazón y la chica está etiquetada pero lo tiene privado y no puedo verlo.

- Carmen: Joder, vaya putada. Pues pregúntale. Espero, ¿de cuándo es la foto?

- Lola: Bueno igual me vi sus 827439164789324 fotos y a ver, es de 2013 pero seguro que es su novia.

- Carmen: Como guionista de cine, bien ¿no?

Buscando a Silvia 3:

- Lidia: Me pone los cuernos

- Reme: Lo siento amor, ¿estás bien? ¿cómo te has enterado?

- Lidia: Pues me metí en la parte de Instagram donde te salen las fotos que le gustan a tus amigos. Total que me metí en las que a él le habían gustado y resulta que le había gustado una de una chica que yo no conozco. Pues me meto a buscar a esta chica y me encuentro que hay una foto de dos pies en una playa y pone "te echo de menos" y resulta que el perfil del pie en blanco y negro que se ve en esa foto difuminada es el mismo que el de mi marido. Vamos que me poner los cuernos con otra. 



BUSCANDO A SILVIA

Ni la jodida CIA. Ni el CSI. Ni la Nasa, conseguirían hacer una cuarta parte de las investigaciones que consiguen hacer las mujeres. A mis amigas les dices que te ha gustado un chico en una discoteca y que trabaja en un sitio que se parece a un ketchup (historia verídica) y atan 92349234 cabos y preguntan a 9284393248 personas y acaban por mandarte hasta el CV del chico que trabajaba en un sitio que se parecía a un ketchup (trabajaba en la consultora Hays que se parece a ketchup Heinz). Nada más que decir.  Ríete tú de los detectives privados. La CIA no sabe lo que se está perdiendo con nosotras.

Todas hemos buscado a Silvia alguna vez y no solo la hemos buscado, sino que muchas veces nos hemos montado una película que ni Jhonny Deep con Tim Barton. Mirar las fotos a las que le ha dado a like, los tweets que ha marcado como favorito, las sesenta y siete millones de fotos que ha subido a instragram, los amigos de facebook, los amigos en común, los sitios en los que ha estado...Reconócelo, lo has hecho. Ahí estabas tú con tu gabardina al estilo Inspector Gadget, ordenador, ipad y móvil en mano, dispuesta a escanear hasta el último rastro que pueda hacerte escribir un guión y ganar un Goya. Porque lo jodido no es que busquemos a Silvia, lo jodido son las conclusiones a las que llegamos cuando la hemos encontrado. Ojo, muchas veces acertamos porque tenemos un jodido sexto sentido que nos hace tener corazonadas. Aun así nos montamos jodidas películas merecedoras de un Oscar. Buscar a Silvia es divertido, siempre que no nos influya en nuestra felicidad. Y desgraciadamente muchas veces nos influye. Preferimos montarnos películas sin saber en qué punto está la realidad. 

Deja de buscar a Silvia y búscate a ti.
Porque para buscar a alguien, mejor que sea a Nemo. 
Porque como me dijeron una vez: antes de suponer o asumir, prueba este loco método que es preguntar.

You Might Also Like

0 comentarios