Basado en hechos reales: Querido San Valentín

domingo, febrero 14, 2016

Llevamos una semana de locos y voy contando las horas para que sea jueves y poder tomarme un vino sin tener cargo de conciencia. Ya sabemos eso de que tomarte algo un lunes es como "raro", así que el jueves no perdono. Salgo de trabajar me quito los tacones y me pongo unas zapatillas, me hago una coleta y me quito las lentillas para ponerme las gafas. Ahora sí que sí, es jueves. Y me apetece un vino.

- Laura: Perdona que llegue tarde, estaba buscando un regalo y se me ha pasado la hora. 

- Marta: ¿Un regalo para quién?

- Laura: Para Javi, pero no le he encontrado nada

- Marta: ¿Pero su cumple no fue en enero?

- Laura: Si pero el domingo es San Valentín

- Marta: No me jodas, ¿estás de coña, no? 

- Laura: No sé para qué te digo nada, no tienes corazón

- Marta: Corazón tengo y por lo que veo unos pocos más de años que tú ¿qué tienes ahora quince años? Lleváis juntos dos meses y vas a comprarle un jodido regalo de San Valentín.

- Laura: Nada, olvida lo que he dicho y pide una botella de vino.


La campaña que hemos hecho en Ecovidrio para San Valentin 

Se nos está yendo de las manos, lo único que me gusta de San Valentín, es que conozco a un chico que se llama así y me parece guapo. Pero está tan de más que haya gente que el día de San Valentín esté triste y que mucha otra esté corriendo al primer supermercado que tenga cerca para comprar una caja de bombones o unas flores que al segundo día se marchitarán. Y es que no he celebrado este día ni aun teniendo pareja porque me parece que es una manera de seguir como borregos una de las mejores estrategias de marketing que se han inventado en la historia y que les ha ido bastante bien, porque solo tienes que ver lo que valen los vuelos a París este fin de semana o la gente como loca yéndose de fin de semana con sus parejas, regalándose horribles osos con corazones y brindando con cava al ritmo de: ¡Feliz San Valentín, mi amor!

Y no entiendo a la gente que hoy se pone triste porque está solo ¿es una broma? ¿y el resto del año no te acuerdas de que estás solo? Estar solo es maravilloso, puedes comer pizza en la cama y pedirla de pepperoni, pollo y pops de pollo sin que nadie te diga que qué guarrada de pizza es esa. Puedes irte de cervezas a las dos de la tarde y llegar al día siguiente con un cartón de churros sin que nadie te haya llamado catorce veces enfadada porque no sabe dónde estás (esto es REAL-hola novia de mi amigo Carlos!!!!). Pero ponerse triste en San Valentín es muy de looser... 



Mi prima acaba de entrar en mi cuarto:

"No lo entiendo, si yo no subo fotos de mi No San Valentín, por qué todo el mundo tiene que joderme mi muro de facebook con fotos de lo maravillosas que son sus relaciones ¿y el resto de los 364 días del año? Ah, no, que el resto del año no nos queremos. La gente solo se quiere hoy. Es como cuando les dio por subir fotos de los políticos que iban a votar: que no me importa joder. Que suban esa misma foto otro día y les aplaudiré pero hoy NO, HOY NO. Y luego están los haters de San Valentín, quejándose una y otra vez del pesado que ha subido su foto con la caja de Nestle y un oso con un corazón. Que os den a vosotros también"

Creo que a ella tampoco le gusta San Valentín. 

Porque si estáis enamorados, no hay un día para tener un detalle, los detalles se tienen que tener todos los días. Porque es absurdo que alguien elija por ti cuando es el día en el que debes "querer más", es absurdo que alguien te obligue a tener un detalle solo por el miedo de que tu pareja se sienta mal porque es "obligación" celebrar San Valentín. Porque los regalos no los guardo para cuando alguien me dice que es el día del amor, yo prefiero hacer regalos cuando me sale, cuando algo me ha recordado a alguien. Eso es el amor. El amor no son flores un domingo al año, las flores son todos los domingos. Porque los desayunos en la cama no sientan bien una vez al año, sientan bien cada día, porque un te quiero no es para un día de febrero porque los te quiero son para cada vez que se re eriza la piel, porque los fines de semana juntos son para cuando te apetece no para cuando te dicen en la agencia de viajes, porque los malos momentos no se arreglan comprando un regalo, porque los corazones hay que pintarlos cada día, porque un post-it con un "te echo de menos" no tiene fecha de caducidad. 

Porque si yo pienso en alguien, no pienso en ese alguien el 14 de febrero, pienso en ese alguien las jodidas 24 horas del día.

Porque ni el martes 13 es tan malo, ni el 14 de febrero tan bonito

QUERIDO SAN VALENTÍN, QUE TE JODAN

You Might Also Like

0 comentarios