Basado en hechos reales: Renunciar a lo que deseas

viernes, febrero 20, 2015

Estaba escribiendo un post sobre animadoras y no sé cómo he acabado borrándolo y poniendo este título. Porque los domingos sin salir de la cama dan para pensar un poco o un mucho, según se mire. Y a mí me ha dado por pensar acerca de las veces que renunciamos a lo que deseamos, acerca de las veces que nos damos por vencidos, acerca de las veces que dejamos de luchar por lo que queremos, acerca de las veces que dejamos de intentarlo...


Y es que no conozco a nadie que no desee algo y quien dice algo dice alguien, y quien dice alguien dice algo. Y seguramente ese algo o ese alguien lo desee con tanta fuerza que a veces incluso llegue a doler, que incluso duela tanto que nos haga pensar si es mejor renunciar. 
Pero yo tengo una duda: ¿qué es mejor para nosotros? ¿Renunciar a lo que deseamos porque es inalcanzable, sabiendo que nos hemos rendido o seguir intentándolo aunque sepamos que es inalcanzable, sabiendo que seguramente no lo conseguiremos? 
Alguien me dijo una vez que "no puedes renunciar a aquello en lo que no dejas de pensar todos los días". Supongo que tenía razón, supongo que si piensas cada día en algo o en alguien, resulta un despropósito renunciar. Renunciar en este caso sería rendirnos, sería admitir que hemos fallado, sería darnos por vencido. Pero ¿y si renunciar no es malo? ¿y si renunciar a lo que deseas es sólo cerrar una puerta para abrir una ventana? Creo que nos han dicho tantas veces que renunciar a lo que deseas es perder, que muchas veces dejamos de vivir el momento o dejamos de conseguir otras cosas que quizás si están hechas para nosotros. Porque a veces es tan frustrante luchar por algo y ver que no obtienes resultados, que lo que quieres no llega, que a quien quieres no te mira, que lo que buscas no lo encuentras...que acabamos por venirnos abajo y ya se acabó el luchar. 
Y es que quizás el dicho de "a otra cosa mariposa" no es tan malo, quizás olvidarnos de lo que deseamos y centrarnos en otra cosa también es una forma de ganar. Porque quizás renunciar no es perder, porque quizás renunciar es liberarnos de lo que nos pesa y liberándonos de lo que nos pesa, podremos volar... Aunque pensándolo mejor, olvida todo lo que te he dicho: JAMÁS RENUNCIES  A LO QUE DESEAS. No renuncies jamás, aunque duela, aunque duela mucho, aunque lo veas inalcanzable, aunque creas que buscar otra cosa "podría" hacerte feliz, aunque lo veas lejos, aunque creas que está todo perdido, aunque la hayas cagado mil veces, aunque sepas que saldrá mal, aunque puede que no sea para ti, aunque lo veas imposible, aunque cueste, aunque sea más fácil tirar la toalla, aunque sea más fácil cerrar la puerta y abrir la ventana, aunque quedes como un idiota, aunque no exista ni una señal; porque alguien me dijo una vez que "no puedes renunciar a aquello en lo que no dejas de pensar todos los días"...


** Basado en hechos reales: 50 sombras de Grey (La película)
**Basado en hechos reales: La teoría de los 1461 días
**Basado en hechos reales: Acostarse en la primera cita
** Basado en hechos reales: Relaciones con escalimetro
** Basado en hechos reales: Ese momento no vuelve
** Basado en hechos reales: 5 tácticas con las que jamás ligarás
** Basado en hechos reales: Esa jodida manía

You Might Also Like

10 comentarios

  1. nunca hay que renunciar a lo que se quiere!! :)

    ResponderEliminar
  2. todos los dias, doy los buenos dias a una persona e intento que sonria, hoy me he cuestionado si seguir haciendolo, le he dicho que mi vida no es tan genial como el cree, que mi vida es dificil pero que por alguna extraña razon cuando se que el esta bien me alegro por el, ha tenido dos relaciones desde que nos conocemos y ninguna le ha funcionado, yo se que conmigo seria feliz, pero seguire dandole los buenos dias esperando que un dia se fije en su amiga la que siempre estuvo ahi

    ResponderEliminar
  3. Si no dejamos de luchar lo conseguiremos; hay que tener el objetivo siempre muy focalizado, y es verdad que hay muchos obstáculos por el camino, pero claro que es posible!!!
    Muy buen post!!!
    Feliz fin de semana))

    http://www.styleundertheskin.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Estamos de acuerdo con vos! NUNCA hay que renunciar a los sueños, por mas dificil que parezcan!! gran mensaje , besos de Los Arys ♥

    ResponderEliminar
  5. Es la primera vez que escribo en tu blog, Stef. Y lo hago para decirte que, efectivamente, nunca renuncies a lo que deseas, deséalo tan fuerte, tan fuerte, tan fuerte que acabarás consiguiéndolo. Deséalo con todas tus ganas, sé positiva y di "soy capaz, es alcanzable, es lo que queiro y lo voy a conseguir, porque yo puedo y porque yo lo merezco". Los pensamientos buenos, nos traen cosas buenas. Los pensamientos malos (la he cagado, es inalcanzable, va a salir mal) nos traen cosas malas y nos alejan de lo bueno. Así que a por todas, Stef, con la cabeza bien alta y con pensamientos bonitos y positivos. Y con mucho AMOR <3.
    Y dicho esto, voy a pasar el viernes en mi casa, en mi sillón y viendo Hermano Mayor porque es lo que quiero hacer :) Y pronto os haré otra visita.

    ResponderEliminar
  6. Hay veces que una retirada a tiempo es una victoria. Depende de cada situación hay que luchar hasta quedarte sin aliento. Donde no creo que haya que luchar hasta quedarte sin aliento es con las personas. No se puede obligar a nadie a ser tu pareja o que hagan cosas que no quieren hacer, para el resto de situaciones. .... Según el aguante que se tenga.

    ResponderEliminar
  7. bonitas palabras guapa! no conocía tu blog pero ya te sigo! te espero por el mío! también soy andaluza y vivo en madrid. Se echa de menos la tierra pero tal y como dices aquí estoy intentando hacer que mi sueño se haga realidad. Un besito guapa

    http://mar-macias.blogspot.com.es/2015/02/mbfwmexperience.html

    ResponderEliminar
  8. Muy buen post, siempre adelante!! Saludos desde Uruguay

    ResponderEliminar