Basado en hechos reales: Asientos con mesa del tren

viernes, julio 11, 2014

Sé que esta entrada es la típica de los domingos, pero me voy a Almería un par de días y quería dejároslo subido.
Creo que mi obsesión por los trenes es algo fuera de lo normal, no sé cuantas veces he podido escribir sobre ellos, pero es que no me digáis que las historias de trenes no dan para escribir un libro, dos o incluso una trilogía.
Y es que un viaje en tren, está lleno de sorpresas. El caso es que cuando leo la palabra sorpresa sólo puedo pensar en cosas divertidas y felices. Y es que eso funciona casi siempre, salvo cuando en la misma frase van las palabras tren y sorpresa. No sé, esa combinación siempre sale mal. Y cuando digo siempre, es SIEMPRE.
Porque cuando tú te sacas los billetes vas medio tranquilo, pero cuando alguien lo hace por ti, vas cruzando el chekin con sudores fríos a pique de la taquicardia. La semana pasada iba de camino al tren, pensado lo bien que me iba a venir esas horas para adelantar cosas del blog...¡ERROR! Si el billete no te lo has sacado tú o lo has sacado tú y has dejado que la web te seleccione el asiento de forma automática: NO HAGAS PLANES.
No hagas planes porque tienes 99% de posibilidades de que te toquen los asientos de 4 o más conocido como asientos mesa de Renfe. En serio, me encantaría saber la mente privilegiada que dijo: Ey venga, vamos a hacer que cuatro capullos que no se conocen de nada, vayan las tropecientas horas de viaje mirándose. Por supuesto, que la semana pasada mientras me iba acercando al tren y recordaba que no había sacado yo el billete, ya estaba asimilando que sí o si me iba a tocar en los asientos de cuatro que se miran.
Entré en el vagón, y miré mi billete: 5, 4, 3 y... BINGO. Asiento de cuatro para la niña.


De verdad que a estos asientos no les veo el sentido por ningún sitio, por ninguno!!!!!!!!Es que ni siquiera aunque vayas con unos amigos, ¿a quién le apetece hacer un viaje de espaldas?
Llegas y te sientas, y de repente te sientes como en un tribunal de la inquisición, en el que delante tienes a dos personas que van a juzgarte durante las próximas horas de viaje. Te da hasta vergüenza rascarte la nariz porque tienes a una persona delante que te mira fijamente. Y si eso da vergüenza, imagínate que eres de los que le gusta llevarse una bolsa más grande que la maleta llena de comida. Yo tenía los bollitos debajo del asiento y los iba sacando poco a poco, hasta que la mujer de delante me dijo: otro??????
En ese momento, hice un tierra trágame y decidí quedarme quieta en plan estatua de la Puerta del sol. Vamos si no te mueves por lo menos no te juzgan.
Pero lo peor es que tienes que rezar para que delante no te toque alguien con las piernas largas porque sino ya apaga y vámonos. Si te toca alguien con las piernas largas delante, tú vas a tener que hacerte una croqueta. Es decir, que cuando bajes del tren vas a querer que te corten las piernas. Y dices, bueno ya que no puedo mover e por lo menos voy a dormirme. Olvídate deseó, porque en estos asientos no te puedes dormir agusto más bien tienes que estar alerta con las piernas. Me explico, en los asientos de cuatro tienes que sentirte como el de la megáfonia del metro que debe ir avisando cada parada, porque tú en el tren tren tendrás que ir avisando de los próximos pasos que vayas a hacer: perdona señora voy a mover pie izquierdo a lateral derecho. Disculpe muevo muslo derecho a esquina derecha...Una alegría vaya.
Pero superas el momento alerta y llega el peor momento, aquel en el que empieza a resbalarse una lagrimilla por tu ojo, y te repites a ti mismo, un no te duermas por favor. Pero te puede el cansancio, y acabas cerrando los ojos. Cuando te quieres dar cuenta has estado una hora con la boca abierta, la babilla cayéndote, roncando como el rey León y dándole patadas al del tribunal de la inquisición...ya es tarde, ya una vez que abres los ojos te das cuenta que has perdido la poca dignidad que te quedaba. Recuerda: di no a los asientos de cuatro!!!!

Y TÚ, ¿QUÉ OPINAS DE LOS ASIENTOS DE MESA?

You Might Also Like

4 comentarios

  1. jajaja hombre a mi me gusta cuando voy con amigas, pero con gente desconocida ni pensarlo!!!! jeje
    Besos.

    Gemeladas

    ResponderEliminar
  2. Nunca me han tocado, ni cuando son aleatorios. También es verdad que yo viajo "a la contra", cuando van medio vacíos o entre semana.
    Tienen sentido cundo viajas en familia, de 4 claro, ni más ni menos.
    Lo de "otro boliito"...para decirle que los que me de la gana oiga!
    bss guapa y feliz finde! (lo mismo estás por Almería...)

    ResponderEliminar
  3. Nos parece terrible la mesa en los asientos y sobre todo tener a alquien enfrente comiendo y tener que ver todo el espectaculo ... Buscaria uno sin mesa! jajajaaj

    ResponderEliminar