Basado en hechos reales: La homofobia tiene cura. Carta a Victoria Uroz

lunes, agosto 26, 2013

Querida Victoria Uroz:

La homofobia tiene cura por eso hoy me tomo la libertad de escribirte esta carta después de leer las perlitas que soltaste en twitter sobre la homosexualidad. Al principio pensé que todo era una broma, que con 37 años y siendo médico no podías pensar de esa manera. Siempre he pensado que los médicos son cultos y tienen una mente racional, pero en la vida como en todo hay excepciones, y una de ellas eres tú. Lo peor de todo es que eres de ALMERÍA. No podías ser de Pekín, o de Helsinki, tú tenías que ser de Almería para que nos diera más vergüenza todavía, no teníamos ya bastante con tener un tren que tarda 7 horas a Madrid. Supongo que ahora la gente no me preguntará como siempre sí Almería tiene aeropuerto (ahora con heladería), sino que ahora me preguntarán si Victoria Uroz (esposa de un director de TD1) es paisana mía. Ayer dijiste cosas como que: 

“Como médico conozco el sufrimiento de los homosexuales, y si ellos piden ayuda, esa atracción puede curarse”

“Practicar la homosexualidad es un problema por ser una fornicación, una aberración física y psicológica, no porque no tengan hijos o porque sean muy inestables”

Y podría seguir poniendo más perlas de las que soltaste, pero la verdad que con estas dos frases te has encumbrado. Y es que tus frases de ayer me hicieron recordar cuando tenía 14 años y me enamoré por primera vez. El chico era muy guapo pero un poco trasto, así que quise evitarle a mis padres el disgusto de contarles mi enamoramiento. Pasados unos años, un día estaba desayunando y mi padre me dijo: “Estefanía quería decirte que te enamores de quien te enamores te vamos a querer y respetar igual” y mi madre añadió “Da igual de quién te enamores, lo importante es que seas feliz. Las personas son personas y hay que respetarlas, no hay más”. Estas frases me han acompañado siempre, y no me hacen mejor ni peor, simplemente me hacen respetar a las personas. 
Imagen teinteresasaber.com

Fue al poco tiempo cuando una persona muy importante en mi vida, reunió el valor suficiente como para contarme que era “homosexual”, recuerdo lo nervioso que estaba y como balbuceaba. Le miré a los ojos y le dije que ya lo sabía y que no había de qué preocuparse. Se volvió a dirigir a mi y me dijo si estaba segura de que no pasaba nada: “Y tan segura, lo importante es que seas feliz. ¿Qué pensabas que ibas a contarme esto y en ese mismo momento iba a dejar de quererte?

Diez años después, un grupo de personas entre las que te encuentras tú, querida Victoria, os empeñáis en hacernos creer que la homosexualidad es una enfermedad. Nos decís que tiene cura, y que los homosexuales serán más felices si siguen vuestro camino, os metéis en sus vidas y los tacháis de enfermos y aberrantes, así con total impunidad, como si de un tribunal de la inquisición se tratase. Lo peor es que pensáis que sois respetuosos y que lo que hacéis es un bien para los homosexuales, que con vuestra ayuda podrán curarse de una enfermedad inexistente. Permíteme que os diga con todo el respeto del mundo: métanse su ayuda por donde la espalda pierde su nombre. Porque esto me hace pensar, que personas como tú que pensáis que la homosexualidad es una enfermedad, jamás habéis querido de verdad (como madre, prima, amiga...) a una persona homosexual o quizás jamás lo hayáis vivido de cerca. Porque cuando quieres a alguien de corazón, no puedes pensar que está enfermo sólo porque no se haya enamorado de lo que vosotros pensáis que es “correcto” o “natural”. Para mi lo correcto es enamorarte de alguien que te bese por la mañana, que te de su chaqueta cuando tengas frío, que te haga reír cuando por tus ojos se asoma una lagrima, que te quita el pelo de la cara y lo coloca detrás de tu oreja, que te abraza fuerte cuando el día no ha ido bien, que te cuida cuando estás malita...En mi caso es un chico, pero no por ello pienso que mi vida sea “correcta”, pienso que simplemente es la persona que me hace feliz. Así que basta ya de discursitos acerca de cómo curar la homosexualidad, porque la homosexualidad no es una enfermedad, la única enfermedad que hay aquí es la homofobia, y esta SÍ tiene cura. La homofobia se cura señores, y os voy a decir cómo. No hace falta que yo os ponga las manos sobre la cabeza, ni que os lleve a un cura de no se dónde (dos prácticas que según vosotros pueden curar la homosexualidad) simplemente tenéis que ser felices, simplemente tenéis que ser respetuosos, y sobre todo tenéis que amar por encima de toda etiqueta. Esta pócima mágica (además barata no os quejaréis) os hará que de forma milagrosa se os cure vuestra homofobia y empecéis a vivir la vida y a amar a la gente que os rodea. Te recordaré amiga, esa frase que dice: “habla de mi vida cuando la tuya sea un ejemplo”. Y me aventuro a decir que tu vida seguramente no sea ejemplo de nada.

Hay que recordar que hasta el Papa Francisco dijo hace poco que “Si una persona es gay, busca a Dios, y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para juzgarla?” así que empecemos a dar pequeños pasitos hacia la cura de la homofobia y empecemos a dar pequeños pasitos hacia el respeto.

Pero recuerda una cosa importante querida Victoria: la homofobia tiene cura, ser gilipollas NO
Un beso

You Might Also Like

26 comentarios

  1. Ay mi niña! Tú has nacido para defender las causas justas! Un besote hemaninchi

    ResponderEliminar
  2. me emociona leer esto, no se pueden pasar por alto tamañas estupideces, y mas viniendo d una persona q supuestamente sabe medir muy bien sus palabras y es consciente de lo q esta diciendo........estoy contigo estefi!! bravo!!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo... hay mucho *** por el mundo por desgracia...

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado Estefania!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Sin comentarios lo que dijo la tipa esa!

    No os perdáis el post de hoy! Con dos chicas geniales! http://muimioinside.blogspot.com.es/

    Mua!

    ResponderEliminar
  6. Yo ayer estaba viendo ciertos comentarios por Twitter y estaba alucinando. Desde luego como puede en pleno siglo XXI existir todavia este pensamiento

    ResponderEliminar
  7. No puedo hacer otra cosa que aplaudirte por esta entrada! No entiendo como una persona que encima es médico puede decir tantas barbaridades por la boca. Ojala la gente deje de una vez por todas de mirar lo que nos diferencia y puedan ver con mas claridad que todos somos personas que sentimos y amamos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Tienes toda la razón!! La gilipollez de algunos no tiene cura, que barbaridad, como pueden a estas alturas decir esas cosas???
    Besos.

    Gemeladas

    ResponderEliminar
  9. Si a ti te avergüenza que sea paisana tuya, a mí que comparta profesión conmigo. La susodicha, cuyo nombre no merece ser mentado debería revisarse seriamente que consideran la CIE-10 y las comunidades cinetíficas que se define como enfermedad. Desde luego que los gustos sexuales no entran dentro de ello. Gracias por mandarle la carta en nombre de tantos.

    ResponderEliminar
  10. Si a ti te avegüenza que sea paisana tuya, a mi que comparta profesión conmigo. La susodicha cuyo nombre no merece ser mentado, debería revisarse muy seriamente lo que la CIE-10 y las Comunidades Científicas definen como enfermedad. Desde luego que los gustos sexuales no entran dentro de este concepto. Miedito me da pensar en el ejercicio de su profesión con este desestructuramiento conceptual.
    Muchas gracias por expresar aquello con lo que tantos comulgamos.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los collares

    ResponderEliminar
  12. Creo que he puesto un Me Gusta!!

    ResponderEliminar
  13. Sin palabras.
    Latibesitos.
    Raquel.

    http://latidosdemoda.blogspot.com.es/2013/08/truco-3-kg-menos-solo-con-la-ropa-1.html

    ResponderEliminar
  14. Yo también soy de Almeria y me repugna que gente como esta sea de mi tierra , aunque da lo mismo de donde sean reprimidos h****** va a haber siempre ( no voy a ser educada y los voy a llamar por su nombre ), que dejen de meterse en la vida de los demás y los dejen vivir en paz , pobre algún familiar de esta clase de gente que sea homosexual.

    ResponderEliminar
  15. Estupendo Estefania, no se puede soltar esas perlas y dejarlo estar....y menos a estas alturas de la película.

    ResponderEliminar
  16. Estupendo Estefania, no se pueden soltar esas perlas y que pasen desapercibidas...y menos a estas alturas de la película.

    ResponderEliminar
  17. Menuda razón! La verdad es que hay veces que parece que parecen más Tontos que profesionales cualificados

    ResponderEliminar
  18. Menuda razón! La verdad es que hay veces que parece que parecen más Tontos que profesionales cualificados

    ResponderEliminar
  19. Yo es que no entiendo esa mentalidad y menos en una mujer joven y con estudios. Tengo mis hijas, y tienen una serie de cualidades y son buenas personas, si mañana alguna me dijera que es lesbiana, acaso iban a perder sus cualidades o iban a dejar de ser buenas personas. Los comentarios de esta doctora es un arma de doble filo, porque un adolescente que empieza a descubrir su sexualidad, si no encuentra apoyos y para colmo le quieren hacer ver que es un enfermo o un degenerado puede tener un resultado indeseable. Tengo 53 años cuando tenia 17, estabamos de ejercicios espirituales en la casa de espiritualidad de Aguadulce, un amigo de clase tenia una lucha interior y un sufrimiento que aún no lo he olvidado. Al año siguiente se fue a estudiar la carrera a Granada, los padres que son gente de carrera " lo apoyaban" llevandolo a los mejores siquiatras de Granada y Madrid. No llego a terminar el curso, se suicido, se llamaba Alejandro.

    ResponderEliminar
  20. Aun estoy asimilando bien todo esto y es que la vergüenza ajena que tengo en este momento no me deja pensar...como es posible que un médico hable así...puedo ( si cabe ) entender a un cura o a una persona bastante mayor no se por distinta cultura, por ignorancia pero que personas de mi generación hagan este tipo de afirmaciones,cuanto menos me da pena...la verdad, tanta ignorancia me da tristeza...a ver si encuentra a algun médico que cure la gilipollez aguda.

    ResponderEliminar
  21. Muy bien de hecho me va a valer pa guiarme y de modelo para escribir y copiar algunos parrafos para escribir un articulo ya que es mi propia historia tambien. pero a mi eso me lo diji un.sacerdote me das permiso pa copiarla y guiarme a traves de tu escrito?

    ResponderEliminar