Basado en hechos reales: mi día en el gimnasio

jueves, febrero 21, 2013

Son las 12 de la noche, suenan las campanadas y ahí estoy yo, poniéndome objetivos para el año 2013. Este año preferí ser realista, que luego me vengo arriba con los propósitos y lo único que consigo es pillar una depresión. Total que este año me propongo como único objetivo: ir al gimnasio.
Los gimnasios se hacen ricos a costa de estos propósitos que no cumple ni el tato: oferta 3 meses a 100 euros...claro, 100 pardillos lo pagarán y no volverán...pero no es mi caso.

Llega el momento de enfrentarse al gimnasio, de mentalizarte de que tienes que sacarle partido porque ya lo has pagado y no está el horno para bollos. Son las 6 menos 5 y empiezo a las 6. Hay dos opciones:

- Si eres un chico buscas en tu armario los pantalones cortos de cuando jugabas al fútbol con 18 años en la universidad y por supuesto, buscas un básico imprescindible, una camiseta de propaganda que llevas utilizando como pijama desde hace 15 años.

- Si eres chica buscas en tu armario un pantalón pitillo de deporte que no tenga agujeros, con eso te basta. Luego vas al armario de tu chico y coges su camiseta XXL ( de ahí a que él tenga que coger una de propaganda), te pones tu moño dominguero y lista.

Llegas a tu clase, y oyes como tus músculos te suplican que como proposito de año te pongas ser feliz y te dejes de tonterías como ir al gimnasio. Pero en tu cabeza tienes la imagen de la pasta que te has gastado en cumplir el proposito. Entras en clase, miras alrededor...¿y qué me encontré?

- La tía buena: la tía buena tenía un cuerpo para llorar, tu moño dominguero empezó a deslizarse y a esconderse al ver su melena rubia al viento perfectamente planchada. Ella no lleva la camiseta XXL de su novio, ella llevaba el top de su hermana de 10 años. A la tía buena no se le marcaba ni un gramito de celulitis, y su cara sin maquillar era un canto de sirena, mi cara era un poema...

-El gracioso: No tuve que escucharlo mucho rato para querer arrancarme los oídos. Ahí estaba él, supliendo su cara poco agraciada con su simpatía excesiva. Y es que no hay nada peor que un tío haciéndose el gracioso...Bueno sí la hay, y es cuando la tía buena de tu clase le ríe las gracias al "gracioso" y ya apaga y vámonos. Yo os juro que hacía por reírme pero el tío ni pizquita de gracia.

- La mafia: la mafia es lo que me deprime del gimnasio, la mafia lleva hecha la permanente y tienen descuentos en el gimnasio. Sí, lo habéis acertado, la mafia son las señoras mayores de 65 años, son las reinas del gimnasio y os aseguro que pueden acabar con vuestra poca moral.

Empieza la clase de baile, un pasito para acá, un pasito para allá y te das cuenta que has empezado demasiado motivada, pero que ya tienes el pulmón en la boca y estás a punto de vomitar hasta lo que comiste hace un mes. Tu moño está ya en los pies, igual que tu dignidad, estás sudando como un pollo y tienes flato. Empiezas a pensar en los trucos que te decía tu madre para que se te quitara el flato o en mi caso los que me decía mi profesora de gimnasia de 5º de primaria, pero no recuerdo nada. Decides levantar la mirada.........

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ERROR!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Te voy a dar el mejor consejo que te han dado en tu vida: en el gimnasio fija tus ojos en tus ojos. Sí, lo has entendido bien, mira al frente y clava tus ojos en tus ojos, no mires a un lado ni al otro si no quieres llorar. A mi nadie me dio ese consejo y miré!!!!!!¿y qué había?

-La tía buena: la tía buena NO suda, nada, ni un poquillo. La tía buena sigue teniendo su melena al viento, y la tía buena hace los movimientos como si estuviera respirando, vamos que no le cuesta nada, pero nada es nada!!!

-El gracioso: el gracioso está ahí haciendo bromas fáciles por si alguna cuela, pero a la vez lleva un pantalón extrapegado que hace que el morbo a su lado sea una broma de mal gusto.

-La mafia: la mafia tiene más marcha que tú, ellas saltan, bailan y se ríen, como si nada!!!!Vamos que creo que voy a cambiar el activia por el Densia de Danone porque mis huesos parecen del paleolítico al lado de los de estas señoras.

Y tu dignidad empieza a caer en picado como la prima de riesgo y llega el peor momento de la clase y es este:

El estiramiento agarrándote la punta del pie...¿¿¿pero quién ha inventado esto???Pero si este estiramiento es más vergonzoso que ver las fotos de cuando teníamos 15 años. 
Y claro la tía buena lo hace con su pelo y su cuerpo perfecto, y es que las señoras de 65 años lo hacen igual que juegan al dominooooooooo!!!!!Allí están ellas con la cabeza casi tocando las rodillas...Y qué queréis que os diga, quería salvar la poca dignidad que me quedaba, así que cuando vi el percal y que no llegaba ni a tocarme la rodilla...Me levanté muy digna y me fui a beber agua. Mejor que piensen que tengo sed, a que piensen que tengo los huesos, iba a decir de una abuela, pero hasta ellas tienen más elasticidad que yo. Eso sí, al día siguiente volví a recoger la poca dignidad que me quedaba y para empezar me puse una camiseta una talla más pequeña, a ver si se me pega algo de la tía buena...

You Might Also Like

23 comentarios

  1. No puedo parar de reirme... Yo la verdad es que intento pasar desapercibida!!!! Pero reconozco, que me sigue dando apuro entrar al gimnasio todos los días y sigo flipando con los estilismos, los pelos como recien salida de la peluquería y ese rimmel perfecto! Yo estaría de todo menos guapa...

    ResponderEliminar
  2. jajaja que bueno y real!!! suerte que yo voy al gym de la piscina y a parte de conocernos todos no esta nada concurrido

    besos

    ResponderEliminar
  3. Ay que bueno! me ha encantado, y me he reido mucho, sobretodo con "la tia buena", se me ha venido a la cabeza una chica que conozco. Por lo que veo, en todos los gimnasios hay los mismos personajes...

    Un besin

    ResponderEliminar
  4. jajaja muy real!! pero he de decirte que con el tiempo te dejan de importar los graciosos, las tias buenas, los musculitos y las de la permanente. Te lo digo por experiencia propia. Eso sí tu dignidad subirá con el tiempo porq tendrás más elasticidad y más resistencia y entonces llegará otra chica a ocupar tu lugar y pensarás "así era yo" jajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. jajaja muy real!! pero he de decirte que con el tiempo te dejan de importar los graciosos, las tias buenas, los musculitos y las de la permanente. Te lo digo por experiencia propia. Eso sí tu dignidad subirá con el tiempo porq tendrás más elasticidad y más resistencia y entonces llegará otra chica a ocupar tu lugar y pensarás "así era yo" jajaja
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Qué grande eres!! cómo me he podido reir jejeje y es que tienes toda la razón del mundo. En el gimnasio es mejor no mirar,ni hablar con nadie, para la próxima vez llevate música!!ayuda muchisimo!!
    un besazo enorme guapa
    Amaia

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo, es la imagen del primer día cada vez que me animo a ir. O cuando llevaba ya casi 3 meses yendo y me pregunta la monitora de aerobic

    - ¿es tu primer día?

    - No, es que soy así de inutil siempre xD

    ResponderEliminar
  8. Mucho animo preciosa!! Ya veras cómo en unos días todo esto pasa, y acabas superando en todod a la "tia buena"

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. buenisimo.... como me he reido hoy... eres genial pero no te dejes intimidar... en un mes estas al dia de la tia buena y las sras de las permanentes... ;)

    ResponderEliminar
  10. Creo que todas hemos pasado por ese "trauma" por eso yo empecé con una amiga, para que me entendiera y no ser la única rarilla jaja
    También debo decir que lo acabé dejando, soy pésima organizandome el tiempo. Pero tú no sigas mi ejemplo eh!

    Un besote, Eli ♥
    Sortealia, entérate de todos los sorteos

    ResponderEliminar
  11. ERES LA MEJOR!!!
    EL MEJOR BLOG DEL MES EN TODO EL MUNDO BLOGGER

    menos fashionweek y más mundo real!! OLÉ TU!!

    ResponderEliminar
  12. Te doy un consejo, prueba también a hacer maquinas pero no para ponerte como un armario claro jajaja con poco peso y muchas repeticiones vas a ver como fortaleces mucho. Pero la razón primordial por la que te recomiendo esto es pq un traumatólogo me dijo que las clases "de botecitos", como me dijo xD, a la larga venimos que si con dolores de caderas y tal tal tal...
    Y no te preocupes, eso no te ha pasado solo a ti jaja

    muaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  13. ME E REIDO MUCHO CON TU POST ...LA TIA BUENA ES MUY GARCIOSO..
    YO E EMPEZADO A HACER EJERCICIOS PERO SOLO EN MI CASA Y ME VA DE MARAVILLA YA ESTOY VIENDO LOS RESULTADOS...ODIO LOS GYM'S ...POR LAS TIAS BUENAS Y LAS ESTAFAS...AJAJJAA

    ResponderEliminar
  14. Odio a esas señoras que aguante tienen las cabronas y no se pierden nunca!! Jajaja

    http://me-andmybag.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Buenísimo el post, no he podido sentirme más identificada jajajaja. Lo cierto es que desmotiva muchísimo ver a todo el mundo hacer ejercicio como si de respirar se tratase, y tú ahí medio muerta que no sabes si seguir forzándote y desmayarte directamente o irte a casa sin perder la dignidad. A principios de marzo volveré al gimnasio, ¡y procuraré evitar las odiosas comparaciones y centrarme en mi objetivo!
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  16. Gracias, gracias!! me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  17. jajajajja!! buenisimo!!! estoy con las lagrimas saltadas!! jajajajjaja! La mafia, esa que como se te ocurra poner tu toalla en su bici habitual de spining tienes que empezar a temer por tu vida, esa mafia!!
    Jajajajajaaj!!
    Me encantan estas entradas tuyas!!
    Mil besos!

    ResponderEliminar
  18. Que grande eres nena.
    ¡QUiero ir al gym contigo!
    No soy la tía buena pero que quieres que te diga...¡me tocó las puntas de los pies! No se si me querrás.

    Mil besos
    Estefanía

    ResponderEliminar
  19. Jajajajajajaja me parto!! Pero es la realidad, yo creo que de esos tres tipos hay en todos los gimnasios.... También están los musculitos que parecen que saben mucho sobre fitness, etc... pero que tienen menos idea que tú! jaja En fin! Mucho ánimo guapi :)

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Jajajaja yo también me propuse ir al gym. He pagado una pasta aquí que voy motivadísima!
    El primer día se me ocurrió entrar a body pump. A los 5 minutos pensaba que lo del gym había sido un error.
    Ahora que se me ha acostumbrado el cuerpo me lopaso genial.

    ResponderEliminar
  21. Yo llevo ya dos temporadas yendo sin falta! creo que por fin lo he conseguido, siempre me hacía el mismo propósito, hacer ejercicio, pero me costaba mantenerlo mucho tiempo, por los horarios de trabajo y demás, pero ahora por fin creo que lo he conseguido!
    Besos.

    Gemeladas

    ResponderEliminar